Categorías

CÓMO ELIMINAR GRASA CORPORAL DE FORMA NATURAL: EL MÉTODO DHF

CÓMO ELIMINAR GRASA CORPORAL DE FORMA NATURAL: EL MÉTODO DHF

¿QUIERES SABER COMO ELIMINAR GRASA CORPORAL DE FORMA NATURAL, RÁPIDA Y EFICIENTE?

Si has llegado hasta aquí es porque buscabas una dieta para perder grasa corporal rápido. Cuando se trata de eliminar grasa corporal son muchos los que quieren dar con esos remedios caseros milagrosos, o con una comida destructora de la grasa. Lo cierto es que no hay ningún secreto cuando se trata de bajar de peso eliminando grasa. La forma más natural y correcta de alcanzar este objetivo es incrementar nuestro nivel de actividad física y reducir poco a poco la ingesta de calorías que tomamos a lo largo del día. 

La base para eliminar grasa siempre ha sido provocar un desgaste energético suficiente, de manera que cuando nos vayamos a dormir nuestro cuerpo tenga que recurrir a las energías de reserva (grasa corporal) para seguir manteniendo sus funciones. 

La grasa no es más que energía almacenada para nuestra supervivencia. Todo el mundo necesita estas reservas de grasa y sin ellas no podemos vivir. Mantener cierta cantidad de grasa en nuestro cuerpo nos hace rendir mejor y más funcionales. Pero el cuerpo tampoco está preparado para tener un exceso de la misma. En el pasado, cuando el ser humano tenía que moverse constantemente para cazar y recolectar, las calorías de más eran quemadas y no había problemas de obesidad. Hoy en día, por el contrario, mucha gente tiene trabajos y estilos de vida sedentarios y pueden acabar almacenando más grasa de la que el cuerpo necesita. El límite de grasa corporal saludable está en torno a un 20% en hombres y un 25% en mujeres. Más allá de eso probablemente no te empieces a ver demasiado atlético frente al espejo, y de seguir subiendo esos porcentajes te encontrarás a riesgo de padecer problemas de salud.

Nuestro cuerpo es sabio, y cuando tenemos un exceso de grasa rendimos peor: nos volvemos más lentos, más torpes, además nuestro sistema hormonal cambia: producimos menos testosterona. Nuestros niveles de insulina se vuelven menos eficientes. Y cuando el sobrepeso es serio aparecen problemas y dolores en las articulaciones, nos dificulta correr y otras actividades cotidianas. En definitiva nuestro cuerpo no está preparado para tener un exceso de grasa y estos problemas son sus avisos de que algo va mal y que nuestra salud está en peligro, y por eso debemos escucharlo.

CONOCE EL MÉTODO DHF PARA ELIMINACIÓN DE GRASA

Más que una dieta para perder grasa corporal rápido, este método es un conjunto de acciones que tienen como objetivo sorprender a tu cuerpo día tras día y semana tras semana hasta volver a llevarlo a un estado natural. El método DHF, viene de las siglas en inglés Diet, HIIT and Fast que significan: Dieta, HIIT y Ayuno (DHA)

Es una excelente forma de perder grasa. Con una dieta normal para bajar de peso, sucede que nuestro cuerpo se estanca y llega un momento en que tenemos que bajar demasiadas calorías si queremos seguir viendo progresos. De esta forma la persona terminada frustrada y pasando hambre. El método DHF, por el contrario, propone sorprender al cuerpo constantemente, acelerando el metabolismo e incrementando la pérdida de grasa de forma rápida y continuada. 

Lo primero que vamos a hacer es desglosar los 3 términos brevemente para explicar en que consisten:

-DIETA: con la dieta hacemos referencia a una dieta de eliminación de grasa o bajar de peso. Es el primer arma que vamos a utilizar contra la quema de grasas y es fundamental. Una dieta hipocalórica, baja en calorías. Si no hacemos esto, si nuestro cuerpo no entra en un balance negativo de calorías, nada de lo demás funcionará.

-HIIT: el HIIT hace referencia a un tipo de cardio de alta intensidad por intervalos. Combina la actividad cardíaca a ritmo moderado con los sprints y hay muchas formas de hacerlo. Es un cardio de corta duración pero muy intenso que acelera el metabolismo e incrementa la quema de calorías a lo largo del día. Será la segunda herramienta que vamos a emplear para destruir nuestra grasa

-AYUNO INTERMITENTE: el ayuno intermitente será nuestro tercer comodín para sorprender al cuerpo. Básicamente consiste en ayunar un par de días por semana y pasar la mañana sin comer. Con esto incrementaremos el desgaste calórico, limpiaremos el cuerpo de toxinas y educaremos al cuerpo para aprovechar mucho mejor los nutrientes. 

La base del método consiste en combinar estos tres elementos para optimizar la pérdida de grasa corporal de forma progresiva. El método DHF (Dieta, HIIT y Ayuno) consta de 3 meses de pérdida de peso y un cuarto mes de reposo donde trataremos de reestructurar el cuerpo y evitar el efecto rebote

Es un método duro, pero que garantiza resultados si se hace adecuadamente. Es cierto que existe gente que por su condición genética lo tiene mucho más difícil para bajar de peso. Pero incluso a ellos este método les resultará de gran utilidad, ya que se "ataca" la grasa constantemente, se acelera el metabolismo y se sorprende al cuerpo sesión tras sesión para evitar que el proceso se estanque y se deje de quemar grasa. Estamos seguros de que cualquier persona sana puede perder bastante grasa siguiendo estos pasos. 

Para llevarlo a cabo se debe hacer de la siguiente manera. Aquí te enseñamos lo que se hace mes a mes:

1-PRIMER MES: durante el primer mes lo que se hace es reducir las calorías de nuestra dieta, disminuyendo progresivamente la cantidad de carbohidratos que ingerimos. Sería la dieta hipocalórica para bajar de peso que te manda cualquier nutricionista.

2-SEGUNDO MES: durante el segundo mes seguidos haciendo la dieta, pero también le vamos a añadir el cardio de alta intensidad o HIIT. Añadiremos unas 3 sesiones semanales de HIIT.

3-TERCER MES: en el tercer mes vamos a seguir con la dieta y también con las sesiones de HIIT. Pero ahora además vamos a añadir 2 días de ayuno intermitente. Que coincidirán con aquellos días de descanso en los que no entrenemos HIIT. 

4-CUARTO MES: en el cuarto mes, vamos a recuperar nuestro cuerpo del trabajo anterior. Durante las semanas de este mes iremos quitando progresivamente los ayunos y las sesiones de cardio, así como incrementaremos poco a poco la ingesta de carbohidratos en la dieta. Será un "reseteo" para el cuerpo.

Utilizando este método vamos a atacar la grasa de forma progresiva y con varios recursos en la manga, de manera que vamos añadiendo dificultad semana tras semana y viendo resultados en nuestra pérdida de peso / definición muscular. Además, añade el mes de recuperación, donde iremos bajando la intensidad del método poco a poco para evitar el temido efecto rebote. ¡Lo mejor es que los resultados conseguidos serán fáciles de mantener en el tiempo!

Antes de comenzar, vamos a hablar brevemente de cada uno de los tres componentes de nuestro método para quemar grasa: serían la dieta, el HIIT y el ayuno.

Excelentes resultados tras usar el método. Pérdida del 23% al 18% de grasa y 10 cm menos de cintura. 

1-DIETA HIPOCALÓRICA:

La dieta hipocalórica es la dieta eficaz para bajar rápidamente de peso, perder grasa y definir los músculos. Es la base y el pilar más importante de cualquier programa enfocado en la eliminación de grasa. Consiste en ir disminuyendo poco a poco las calorías que comemos diariamente a lo largo del tiempo. Llegará un momento en el que nuestro cuerpo esté consumiendo más calorías de las que le aportamos y no le quedará más remedio que quemar la grasa para seguir realizando sus funciones vitales y actividades diarias (andar, hacer ejercicio, ir al trabajo, etc.). Aquí es cuando decimos que hemos entrado en un déficit calórico. Normalmente, en este tipo de dietas, la disminución de las calorías consumidas la realizamos reduciendo la cantidad de carbohidratos que ingerimos. Los carbohidratos proporcionan energía aprovechable a corto plazo. Si estamos consumiendo muchos será más difícil perder la grasa, ya que el cuerpo obtendrá la energía de éstos y no se verá en necesidad de utilizar las reservas de grasa. Sin embargo, cuando entramos en déficit calórico reduciendo la cantidad de carbohidratos el cuerpo tendrá que utilizar nuestra grasa de reserva para sobrevivir. Es por ello que entonces bajamos de peso y reducimos nuestra cintura (la grasa es aprovechada). Mientras estemos en un déficit de calorías, estaremos eliminando grasa y bajando de peso. Pero ahora vamos a ver que este proceso lo podemos acompañar con otras ayudas, como son el ejercicio de cardio y los ayunos.

2-HIIT, CARDIO DE ALTA INTENSIDAD:

El cardio que recomendamos para este proceso de pérdida de grasa es el HIIT (Hight Intensity Interval Training) o Cardio de Alta Intensidad por Intervalos. Este tipo de actividad consiste en alternar ejercicio cardiovascular intenso (como por ejemplo correr un sprint) con ejercicio de cardio moderado (por ejemplo caminar). Ejemplo: 1 minuto corriendo + 30 segundos caminando, 1 minuto corriendo + 30 segundos caminando, 1 minuto corriendo + 30 segundos caminando... Así es como funcionan las series de HIIT. Hay muchísimas formas de hacer HIIT: se pueden utilizar combas, saltos, pesas ligeras, flexiones, bicicleta estática, elíptica, etc.  El HIIT se puede acomodar perfectamente al nivel de experiencia del usuario. No se usarán los mismos ejercicios para alguien con mucho sobrepeso, por ejemplo, que para alguien que tan sólo busca perder unos kilos para definir su musculatura.

La principal ventaja del HIIT es que es mucho más divertido que el cardio convencional. Además se aprovecha mucho mejor el tiempo, pues una sesión de HIIT no suele durar más de 10 ó 15 minutos. El cardio monótono de una 1 hora corriendo o subido a la bicicleta puede resultar aburrido y desesperante. Con el HIIT el cardio es intenso pero más llevadero y conseguiremos los mismos beneficios.

Está demostrado que hacer cardio de esta forma es excelente para la quema de grasas. Entrar cardio por intervalos de intensidad acelera tu metabolismo para el resto del día. ¡Incluso cuando tu sesión de HIIT haya terminado seguirás quemando grasa durante el resto del día! Además es un excelente sistema para preservar la masa muscular del atleta en periodo de definición muscular.

3-AYUNO INTERMITENTE:

Nuestro tercer recurso para quemar la grasa va a ser el ayuno. El ayuno intermitente es algo muy sencillo de realizar y que te va a ofrecer muchos beneficios a corto y largo plazo. Básicamente consiste en pasar periodos de varias horas sin comer. Debe hacerse 1 ó 2 días por semana. Recomendable en aquellos días de descanso en los que no entrenamos.

Por ejemplo: un sábado cenas a las 10:00 de la noche y durante el domingo no comes nada a lo largo de la mañana. Rompes el ayuno a las 2:00 de la tarde. Para entonces habremos pasado unas 16 horas sin comer.

Durante el periodo de ayuno habremos quemado grasa de reserva y al contrario de lo que mucha gente pueda creer. Realizar ayunos moderados puede ser realmente beneficioso para el cuerpo. No vas a tener problemas de salud ni vas a perder masa muscular. Tu cuerpo no se deshace del músculo tan fácilmente como pudieras pensar.

Al contrario. Está demostrado que ayunar si se hace forma moderada proporciona beneficios: ayuda a regular mejor el hambre, da un descanso al aparato digestivo y a los órganos del cuerpo, se eliminan toxinas y desechos de los procesos metabólicos. Ayuda a la quema de grasa corporal y además el cuerpo se vuelve mucho más eficiente aprovechando los nutrientes.

Ayunar de vez en cuando puede incluso mejorar la salud y alargar tu vida. Utiliza sabiamente este recurso en tu proceso de eliminar grasa corporal. Aprovecha los beneficios del ayuno.

MÉTODO DHF PARA ELIMINACIÓN DE GRASA. VUELTA AL ESTADO NATURAL DEL SER HUMANO:

La evidencia científica que respalda el método de dieta hipocalórica + cardio de alta intensidad + ayunos es que es una vuelta al estado natural del ser humano en la prehistoria. Antes de que hubiera cultivos, antes de que tuviéramos las neveras llenas de alimentos y la comida pudiera conseguirse fácilmente los supermercados, antes de que tuviéramos trabajos sedentarios y cosas como la TV o el ordenador que fomentan la falta de ejercicio... Antes de todo eso, ¿cómo era el día a día en la vida de un ser humano? Os proponemos un ejemplo:

Suponed que somos un cazador de la prehistoria. Los alimentos que consumamos dependen exclusivamente de nuestras habilidades de caza y recolección. Cada día tenemos que llevar a cabo actividades vigorosas: salir a buscar comida, cazar, trepar, correr, construir nuestros refugios y armas, etc. La actividad física es contante y gastamos calorías continuamente. Nuestro estilo de vida prehistórico y salvaje no da lugar al sedentarismo. Por otro lado habrá momentos de escasez de alimentos. A veces nuestra jornada de recolección de frutos o cacería de animales no habrá ido tan bien. O condiciones climáticas desfavorables que nos impidan conseguir alimento abundante. Todo esto nos obliga a racionar mejor los alimentos que conseguimos y comer menos cantidad. Como podéis ver, en la prehistoria sería normal pasar ciertos periodos de tiempo en déficit calórico debido a nuestra actividad física y a ciertas dificultades para obtener comida. ¿A qué nos recuerda esto? ¿Qué tipo de alimentación estaríamos llevando? ¡Una dieta hipocalórica! Como podéis ver, llevar una dieta hipocalórica es una vuelta a nuestros orígenes naturales. Nos ayuda a eliminar la grasa y obtener un estado de forma como el que tendríamos cuando vivíamos en plena naturaleza. Entonces estar en déficit de calorías era algo habitual por las razones ya mencionadas.

Ahora vamos a hablar de nuestra actividad física. En la prehistoria esto era una constante. Había que moverse continuamente para sobrevivir. Era necesario explorar, construir, correr detrás de un animal, caminar durante horas para buscar raíces y frutos... Básicamente la actividad cardiovascular que llevaba a cabo un cazador-recolector podría clasificarse en:

a) Intervalos de cardio a baja intensidad: por ejemplo, caminatas para explorar un territorio nuevo o para recolectar raíces del suelo.

b) Intervalos de cardio de alta intensidad: esprintar para cazar un roedor, utilizar una lanza para matar un oso, lanzar piedras, trepar un árbol, etc.

Como podemos ver, durante la prehistoria, nuestras actividades físicas combinaban intervalos de cardio muy intenso y corto con otros periodos de cardio suave y de poca intensidad.

Por ejemplo: te pasas un rato caminando para buscar una presa (cardio suave). Encuentras un oso y te lanzas a correr con tu lanza para cazarlo (cardio intenso). Más tarde te sientas a comer (reposo). Después subes trepando hasta la copa de un árbol para coger unos frutos (cardio intenso). Caminas un poco para recolectar unas raíces del suelo (cardio suave). Te sientas a comer (reposo)...

Vemos claramente, que en nuestro estado natural salvaje, los seres humanos combinábamos diariamente intervalos de actividades vigorosas e intensas con intervalos de actividad de baja intensidad y reposos.

Esto es ni más ni menos, lo que hacemos durante el ejercicio del HIIT o cardio de alta intensidad por intervalos. El HIIT combina a la perfección los momentos de ejercicio físico muy intenso con intervalos de actividad moderada o reposos. El HIIT es un tipo de ejercicio cardiovascular que viene a imitar la actividad física del ser humano en sus orígenes. Por eso funciona tan bien para la quema de grasas y mantener un excelente estado de forma.

Os habréis podido dar cuenta, de que probablemente en la prehistoria, la actividad cardiovascular menos usada por el ser humano era la de trotar o correr durante largas horas. Ésta era una actividad que la mayor parte del tiempo apenas tenía utilidad alguna para nuestra supervivencia. Nadie corría durante horas detrás de un animal, ni tampoco para recolectar frutas y tubérculos. Como hemos mencionado ya, más bien nuestra actividad física constaba de intervalos cortos e intensos (caza) con intervalos suaves (recolección) y descansos (reposo).

Sin embargo, habréis podido notar que hoy en día el cardio comúnmente aceptado por todo el mundo a la hora de quemar grasa es el de correr o trotar durante horas. Esta podría no ser la forma más eficiente de quemar grasa corporal.

Realizar HIIT o cardio por intervalos de intensidad puede ser una mejor manera de acercarnos de nuevo a nuestros orígenes naturales e imitar el tipo de actividad física que realmente haríamos en un estado salvaje y para la que nuestro cuerpo está preparado. Una forma mucho más inteligente y efectiva de usar el cardio para quemar grasa, acelerar nuestro metabolismo durante todo el día y preservar nuestra masa muscular. 

El cardio de larga duración no era la actividad más efectiva y eficiente para nuestra supervivencia. Las actividades cortas e intensas con intervalos de descanso aceleran nuestro metabolismo basal, fortalecen y preservan la musculatura. Naturalmente necesitamos un metabolismo eficiente, que aproveche bien nuestra energía; y también necesitamos músculos. Necesitábamos ser fuertes y atléticos para sobrevivir en un entorno vasto y salvaje.

Muestra de ello es comprar la musculatura de un corredor de sprint (cardio corto e intenso) con la de un atleta de maratón (cardio de muy larga duración).

A menos que seas un maratonista profesional o vocacional, no deberías hacer tanto cardio de larga duración. Si lo que buscas es perder tu grasa corporal preservando la masa muscular, el cardio intenso por intervalos podría ser una mejor opción para ti.

El último punto que vamos a comparar con la vida de un cazador-recolector es el ayuno. En le prehistoria la comida no abundaba, al menos no como lo que conocemos hoy. Ahora mismo vas a tu nevera o a una tienda y de forma fácil puedes conseguir tanta comida como quieras. Puedes comer tanto como quieras y durante horas sin ningún esfuerzo. Nadie en un país civilizado y moderno está obligado a pasar muchas horas sin comer. Todo el mundo puede llevarse algo a la boca cuando quiera. Esto, sumado al sedentarismo (ya no hay que hacer grandes esfuerzos físicos para conseguir comida, y mucha gente no hace deporte) es lo que ha dado lugar a la conocida epidemia de obesidad en muchos países modernos.

Pero esto no siempre ha sido así. Durante la prehistoria la comida había que conseguirla, con mucho esfuerzo y de sol a sol, había que salir constantemente a buscarla y usar todas nuestras habilidades físicas (y mentales) para conseguir alimentos suficientes tanto para nosotros como para nuestra familia, tribu, etc.

Como podrás imaginar, a veces venía una mala racha y ese día no cazábamos nada. Con lo cual podíamos pasar perfectamente varias horas sin comer hasta que tuviéramos algo de suerte y consiguiéramos una presa. Pasar varias horas de ayuno era algo normal en nuestro estado natural y salvaje.

Nuestro organismo está perfectamente preparado y adaptado para el ayuno. Preparado para preservar nuestra masa muscular y para quemar las grasas de manera efectiva y usarlas como energía mientras no podamos ingerir ningún alimento.

Pero es que aun hay más, diría que nuestro organismo no solo está preparado para el ayuno, ¡sino también para realizar actividad física durante el periodo de ayuno! Piénsalo. Tiene sentido. Como ya explicamos, en la antigüedad los cazadores-recolectores tenían que moverse y cazar. Para conseguir su comida la actividad física era totalmente necesaria. Y también, como hemos dicho, a veces la comida escaseaba o no había suerte, con lo cual entrábamos en un periodo de ayuno. Lo curioso de esto, es que para romper ese ayuno (conseguir comida) era necesario seguir realizando esfuerzos físicos. En otras palabras, aunque tengas el estómago vacío, tendrás que volver a intentar conseguir tu comida: salir de caza, pescar, recoger fruta, etc. De no hacerlo, no sobrevivirías. Todo esa actividad física que requiere tu búsqueda de alimentos tendrá que realizarse en ayunas. Y mientras tanto tu cuerpo tendrá que sacar energía de tus reservas de grasa y conservar tus músculos para que puedas rendir hasta que por fin consigas alimento y puedas romper el ayuno.

En definitiva, realizar ayunos intermitentes es una excelente forma de quemar grasa corporal. El ayuno es un poderoso aliado en nuestra búsqueda por perder peso, que nos lleva de vuelta a nuestros orígenesprehistóricos. Entonces la comida había que ganársela y había periodos de escasez donde teníamos que usar nuestras habilidades físicas con el estómago vacío. Estamos biológicamente diseñados para aguantar esos periodos de hambruna y nuestro cuerpo se vuelve eficiente aprovechando la energía y los nutrientes en esos casos. 

Hoy en día tenemos avances tecnológicos suficientes como para no necesitar movernos al buscar la comida, tenemos suficiente comida como para estar saciados y los ayunos no son necesarios. El problema es que nuestro avance ha sido demasiado rápido pero nuestro cuerpo apenas ha cambiado con respecto a nuestra época de antiguos cazadores-recolectores. Nuestro cuerpo no está hecho para el sedentarismo ni para un exceso de calorías. Esto nos lleva al sobrepeso y a tener problemas de salud. Tu cuerpo hoy por hoy funciona igual que el de nuestros antepasados de hace miles de años. 

Es por eso que combinar de forma adecuada estos tres factores: dieta hipocalórica, cardio intenso en intervalos y ayunos intermitentes es la forma más inteligente y efectiva de deshacernos de la grasa corporal en exceso y mantener un excelente estado de forma. Es una vuelta a nuestros orígenes naturales ;).

APRENDE MÁS SOBRE EL MÉTODO DHF PARA QUEMAR GRASA CORPORAL RÁPIDO Y DE MANERA NATURAL:

Te doy las gracias por haber leído el artículo completo y espero que hayas aprendido algo nuevo hoy. Si te preocupa la pérdida de grasa y estás interesando en probar el método DHF llevando de nuevo tu cuerpo a su estado natural... en nuestro siguiente post te hemos preparado una tabla para que la puedas seguir.

Es genial, ya que te contamos como llevarlo a cabo con los 4 meses completos desglosados. Te explicamos como se hace la dieta, como llevar el programa de ejercicio, los días de ayuno...

¡No te lo pierdas! Lee nuestra segunda parte del artículo y ponlo en práctica porque estamos deseosos de ver tus resultados obtenidos dentro de unos meses cuando lo termines. 

¿Quieres probar este método con una asesoría personalizada? Contacta aquí:

deportrainerteam@gmail.com

+447907763134

  ¡VISITA OTROS DE NUESTROS ARTÍCULOS MÁS INTERESANTES!

PARTE 1: CÓMO SABER TU PORCENTAJE DE GRASA CORPORAL.

PARTE 2: CÓMO SABER TU PORCENTAJE DE GRASA CORPORAL MIDIENDO LA CINTURA.

CÓMO GANAR MASA MUSCULAR: LA VERDAD SOBRE LOS SUPLEMENTOS DEPORTIVOS.

TODO SOBRE EL EJERCICIO REMO EN PUNTA.

MEJOR PROTEÍNA HIDROLIZADA DEL MERCADO.

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES! NOS HARÁS UN GRAN FAVOR:

https://www.instagram.com/deportrainer/

1 Comments

    • Avatar
      Salva
      oct 17, 2017

      Muy bueno. El artículo me ha gustado mucho. Tiene sentido.Enhorabuena por el blog. Lo estáis haciendo genial.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code