¿QUÉ ES LA FENILALANINA Y CUÁLES SON SUS VENTAJAS?

¿QUÉ ES LA FENILALANINA Y CUÁLES SON SUS VENTAJAS?

La fenilalanina consiste en un aminoácido esencial aromático neutro no polar, considerado uno de los más hidrófobos. Permite controlar la secreción de la colecistoquinina. Esta es una hormona que reduce el apetito (es decir, la sensación de hambre y, por ende, la necesidad de comer) y controla la saciedad.

Proporciona estos beneficios junto con el triptófano. Una de sus características principales radica en la gran capacidad que posee para bloquear enzimas que se hallan en el sistema nervioso central. La fenilalanina hace frente a la degradación de las endorfinas y encefalinas, que actúan como analgésicos endógenos muy potentes.

¿Cómo influye la fenilalanina en el día a día?

Si ya has leído la definción, seguro que pensarás que es imposible que este aminoácido pueda cambiar tu día a día. Bueno, sí lo puede hacer. ¿Cómo o por qué? Porque puede disminuir la sensación de hambre y posibilitar que una persona coma menos. Ayuda a ingerir menos grasas, azúcares, calorías y, también, a bajar de peso.

De esta manera, la fenilalanina contribuye a mejorar el estado de ánimo de una persona (tanto mujer como varón) joven o adulta. A su vez, hay especialistas que afirman que ejerce un rol importante en la memoria, estado de alerta y hasta en los sentimientos fuertes que un ser humano puede experimentar.

Concretamente, la fenilalanina para adelgazar sirve, sí, como también para cambiar el estado de ánimo y desenvolvimiento general de una persona en su vida cotidiana. Pero no por intervenir en todo, sino más bien por los efectos de la fenilalanina en el metabolismo que devienen luego en todo el resto.

La fenilalanina en los alimentos

Quizás te preguntes dónde se encuentra este aminoácido con el fin de suministrártelo para evidenciar consecuencias positivas. El origen de la fenilalanina está principalmente en los alimentos que son ricos en proteínas. ¿Cuáles? Por ejemplo, los siguientes:

  • Carne, pescado, huevos y distintos productos lácteos en lo que es origen animal

  • Espárragos, legumnbres, levadura de cerveza, soja, cacahuetes y algunas plantas. A diferencia de los anteriores, estos tienen origen vegetal

No obstante, es posible que encuentres fenilalanina en otros alimentos dietéticos y dulces. También en bebidas refrescantes dado que el mismo forma parte del edulcorante aspartamo. En cualquier caso, su presencia aparece en la etiqueta del envaso, dado que en muchos países debe aclararse.

Por otra parte, la fenilalanina puede suministrarse de tres maneras:

  • L-fenilalanina como complemento dietético

  • D-fenilalanina para un tratamiento de depresión

  • DL; es decir, una mezcla de ambos 50 y 50%

¿Qué precauciones considerar al momento de ingerir fenilalanina?

Ya te hemos contado que las propiedades de la fenilalanina posibilitan reducir la sensación de saciedad, ganas de comer, el exceso de peso y hasta el bienestar psicológico. Sin embargo, y a diferencia de lo que sucede con un alimento dietético, no lo puedes ingerir porque sí.

Se trata de un aminoácido que es considerado una suerte de sustancia especial. Por esta razón, nunca es recomendable utilizarlo para determinados objetivos personales sin antes consultar a un especialista.

Por lo general, el consumo de fenilalanina es seguro siempre y cuando sea mediante dosis de hasta 2.3 gramos por día. También si se realiza en un marco de complemento de tipo proteico y se encuentra en las cantidades naturales de la proteína.

En cambio, si superas los 2.3 gramos diarios o la complementas con otras sustancias incluso incompatibles cuentas con altas probabilidades de padecer diarreas, náuseas, fiebre, vómito y hasta vértigo. Todo ello, claro está, acompañado de un malestar muy importante que te impedirá desenvolverte con normalidad.

¿Durante cuánto tiempo se puede ingerir la fenilalanina?

Este es otro ítem más que relevante. Más allá de la cantidad o cómo ingieras la fenilalanina, el lapso de tiempo más recomendable oscila entre dos y tres semanas. Sin embargo, es siempre aproximado dado que el especialista lo hará variar dependiendo de al menos cuatro factores:

  • Necesidad concreta del paciente: no es igual una sola y sencilla que varias en simultáneo y de manera urgente por las consecuencias negativas que ocasionan en su día a día

  • Evolución con el transcurso de los días: si es favorable, lo más probable es que luego de dos semanas ya puedas dejar de suministrártela. En cambio, si los resultados aún son insuficientes, entonces el lapso se extenderá

  • Existencia de enfermedades o patologías que limitan e incluso están prohibidas de complementar con fenilalanina como un cáncer

  • Otros imprevistos (negativos e incluso positivos) que pudieran surgir durante el proceso

¿Cuándo evitar los suplementos de fenilalanina?

Primero que nada, es necesario ampliar lo anterior. Otras consecuencias del mal uso de la fenilalanina pueden ser daño cerebral, discapacidad intelectual y convulsiones. Por ello resulta imprescindible evitar la fenilalanina si es innecesaria. ¿Cuándo? Por ejemplo, en los siguientes tres casos:

  • Mujeres embarazadas

  • Personas con presión alta o con problemas en las arterias

  • Personas con ciertos trastornos genéticos

Al igual que lo que te comentamos anteriormente, nunca debes ingerir ni iniciar un tratamiento con fenilalanina por decisión propia. De hecho, a veces se solicitan estudios de sangre para comprobar que realmente careces de patologías, enfermedades o problemas de salud perjudiciales con este aminoácido.

¿Cuáles son las ventajas de la fenilalanina para deportistas?

Si eres runner o practicas de manera regular algún deporte, la fenilalanina puede resultarte muy útil. ¿Por qué? Porque te proporciona al menos tres beneficios:

  • Al reducir la saciedad ayuda a mantener el peso (al menos, a no engordar), lo que implica un requisito para los deportistas

  • Contribuye al buen estado de los músculos, los cuales tendrán mayor resistencia y, al mismo tiempo, menor desgaste luego de realizar grandes esfuerzos

De todos modos, aunque sea muy recomendable resulta más que esencial ingerir las dosis adecuadas y durante el lapso de tiempo que establezca el especialista. En caso contrario, los efectos positivos podrían hasta volverse negativos u ocasionarte otros problemas.

La fenilalanina carece de gran difusión en diferentes países y regiones. Sin embargo, conocer para qué sirve y sus funciones te ayudará a tener en claro si se trata, o no, de una buena alternativa.