¿Hasta qué punto está considerado el póker como deporte?

TU MÚSICA PARA ENTRENAR

¿Hasta qué punto está considerado el póker como deporte?

¿Hasta qué punto está considerado el póker como deporte?

Fútbol, baloncesto o tenis son algunos de los deportes que mayor fervor tienen entre los espectadores. ¿A quién no le gusta disfrutar de un Madrid-Barça o de un duelo entre Nadal y Djokovic? Se trata de auténticos espectáculos que son dignos de disfrutarlos a través de la televisión o de la radio. Sin embargo, en los últimos tiempos, estamos observando que deportes como el ajedrez se han convertido en una disciplina deportiva mental y para ello, no es necesario realizar actividad física. Este aspecto ocurre igual con el póker, cuyo debate sobre si se considera deporte o no continúa sobre la mesa. Cada vez hay más personas que hacen grinding, es decir, que hacen del póker su modo de vida, por lo que como cualquier deporte con aficionados, ¿cabría la posibilidad de que se convirtiese en un deporte? En este artículo explicamos cuál es la situación actual.

La Asociación Internacional de Deportes Mentales reconoció en 2010 al póker como deporte

El póker es uno de los juegos de mesa más populares del mundo y que cada vez cuenta con más cantidad de aficionados. Sin duda, el juego de la estrategia por excelencia se ha popularizado hasta el punto que observamos cómo se celebran torneos a nivel mundial e incluso se retransmiten a través de la televisión. El póker cuenta con una historia curiosa a su alrededor, puesto que antes de conocerse como tal, existieron otros juegos en múltiples zonas del mundo previos al póker.

No fue hasta el año 1834 cuando el norteamericano Jonathan H. Green creó las reglas que conocemos del póker actual. Asimismo, no dudó en denominarlo con el nombre que lo conocemos e incluso, lo consideró como un juego de tahúres. Estados Unidos fue el lugar en el que el póker consiguió una importante relevancia, posicionándose como juego nacional norteamericano desde mediados de 1800.

El paso del tiempo y los avances tecnológicos, han permitido que la disciplina del póker se asiente entre la población. La llegada de los casinos online y la comodidad que ofrecen, permitieron que el póker se convirtiese en uno de los juegos rey de la mesa. Por este motivo, en los últimos tiempos se ha creado el debate sobre si podría considerarse como un deporte o no. En este caso, La Asociación Internacional de Deportes Mentales reconoció en 2010 al póker como deporte, además de otros como el go, las damas o el mahjong, entre otros.

A pesar de ello, a día de hoy muchas personas siguen con la duda de si se considera un deporte o no, debido a que el azar tiene una especial importancia. Los aficionados al póker, así como los profesionales que se dedican a ello, no dudan en seguir exigiendo que se les reconozca como deportistas. A pesar de que muchas personas tengan la concepción de que el póker es simplemente azar, lo cierto es que conlleva a una estrategia donde las acciones de cada jugador, modificarán la partida por completo. Por ello, la agudeza y la mentalidad, son dos aspectos fundamentales que también rodean al póker.

España continúa reticente a considerar al póker como deporte

Países como España todavía se muestran reacios a afirmar que el póker sea un deporte precisamente por el azar. Lo cierto es que el póker tampoco dispone del respaldo de ninguna federación nacional, mientras que otros juegos como el bridge sí que lo tienen. Este hecho, podría facilitar en gran medida que el póker consiguiese ser un deporte. 

Independientemente de que los requisitos para que el póker llegue a convertirse en un deporte existen, la percepción es que también es un juego de apuestas. El póker se disfruta en casinos y zonas de juegos, mientras que los otros juegos mencionados, no. Por este motivo, los límites de edad, así como el juego responsable también rodean al póker y le impiden que se considere como un deporte.

A pesar de ello, lo cierto es que el póker no tiene la misma consideración en otras zonas del planeta. Un ejemplo de ello lo encontramos en México, donde la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte lo reconoció como deporte con ciertas limitaciones como impedir la competición a menores de 18 años. Por su parte, Brasil reconoció en 2012 al póker como un deporte mental a través del Ministerio e incluso, originó la Confederación Brasileña de Texas Hold’em.

Estos son solo algunos países que sí que han concebido al póker como deporte. En nuestro país y en otras áreas del mundo todavía queda mucho por hacer. Habrá que esperar a que pase el tiempo para que estos países que aún son reticentes, observen en otros países cómo sí que se ha regulado para poder hacer lo propio. Una noticia que sería celebrada tanto por aficionados, como por los profesionales que se dedican por entero a este juego lleno de adrenalina.

Tags: poker deportes

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code